El Facility Management abarca una amplia gama de actividades y procesos; gestionando una variedad de servicios de apoyo con el fin de orquestar todas las funciones de la organización. A continuación se identifican los principales procesos y las actividades y funciones que engloba cada uno de ellos:

Gestión de servicios

Engloba la gestión de los servicios, dependientes  o no del edificio, que sirven para dar soporte a la actividad principal de la organización.

El catálogo de servicios a gestionar varía en función de la organización  y puede incluir servicios más relativos al edificio también denominados hard services, servicios auxiliares también denominados soft services.

Gestión inmobiliaria (Real Estate)

Engloba la gestión del portfolio de inmuebles que forman parte del patrimonio inmobiliario de la organización así como los que se encuentran en régimen de arrendamiento.

Gestión de espacios y proyectos

Engloba la gestión de los espacios y entornos de trabajo con el objetivo de proveer de un adecuado y optimizado uso del espacio interior; incluye funciones como la planificación de espacios, asignación de puestos de trabajo, gestión del mobiliario, programación de los cambios de distribución, etc.

Gestión ambiental

Engloba la gestión del medio ambiente teniendo en cuenta los procedimientos y normas específicas de la empresa. Incluye actividades como desarrollar una política medioambiental y demás aspectos sostenibles, la gestión energética y la gestión de los residuos. También se incluyen  aquellos relativos al cumplimiento de la normativa de seguridad y salud así como lo relativo protección contra incendios y planes de evacuación.

Gestión estratégica y soporte

Engloba aspectos estratégicos y de soporte a toda la actividad como son la gestión financiera y elaboración de presupuestos y seguimiento, planes de continuidad de negocio, gestión de la información y elaboración de informes, etc.

Compártelos en tu redes

Deja una respuesta